Beneficios de la menta para adelgazar ¿Un verdadero aliado adelgazante que no debe pasarse por alto?


0

Cuando se busca perder peso de manera saludable, es una buena idea usar hierbas para adelgazar. Entre estas plantas, está la menta que tiene mucho que ofrecerle. En este artículo, repasamos los beneficios de la menta para bajar de peso y te damos algunos consejos sobre cómo usarla correctamente.

Descripción y origen del uso de la menta

Utilizada desde la antigüedad, la menta es una planta herbácea perenne. Hay muchas especies que se cultivan principalmente como plantas aromáticas. Pero también se pueden utilizar con fines medicinales.

La menta generalmente crece en regiones templadas y subtropicales. Pero si quieres tenerlo a mano a diario, es posible plantar menta en tu jardín.

En cuanto al uso, las hojas de menta se pueden utilizar para hacer té. También es posible transformar la menta en aceite esencial, a partir de mentol. Esta planta también se puede utilizar con fines culinarios o para elaborar bebidas de todo tipo. Sus propiedades hacen que se pueda utilizar para tratar determinadas dolencias y ayudarte a adelgazar.

¿Cuáles son los beneficios de la menta para adelgazar?

La menta es rica en compuestos fenólicos y contiene una alta concentración de ácido rosmarínico. También está compuesto por antioxidantes, fibra, vitamina A, vitamina C y vitamina E.

La vitamina A es una vitamina soluble en grasa que es esencial para la salud ocular y la visión nocturna (fuente). También es una potente fuente de antioxidantes, especialmente en comparación con ciertas hierbas y especias. Los antioxidantes ayudan a proteger el cuerpo contra el estrés oxidativo, un tipo de daño causado a las células por los radicales libres (fuente).

La menta también es rica en calcio, hierro, magnesio, fósforo y sodio. Todos estos elementos aportan interesantes beneficios para la salud a la menta:

  • Efecto diurético. La acción diurética de la menta sería beneficiosa para tratar los trastornos urinarios, para cuidar tus riñones y tu sistema urinario. La menta también se beneficiaría de sus propiedades drenantes para depurar el organismo de toxinas, líquidos y desechos que podrían ser perjudiciales para su buena salud: los líquidos pueden producir, en particular, retención de agua, que se acompaña de celulitis y problemas de piernas pesadas. El consumo regular de menta ayudaría a combatir estos trastornos y a perder peso.
  • Beneficios para la digestión. La menta aliviaría la hinchazón, los gases, los dolores de estómago y la indigestión. También ayudaría a combatir el estreñimiento y ayudaría a tu organismo a eliminar más rápidamente la grasa consumida durante el día. Así, un buen tránsito intestinal disminuiría la ganancia de peso.

Muchos estudios han demostrado que los alimentos pasan por el estómago más rápidamente cuando las personas toman aceite de menta con las comidas. Esto podría aliviar varios síntomas de indigestión (fuente).

  • Trata las infecciones. La tos o los resfriados son infecciones frecuentes. La menta puede ayudar a luchar contra estas enfermedades y curarlas.

Muchos estudios muestran que el mentol no tiene función descongestionante. Por el contrario, la investigación muestra que el mentol puede mejorar subjetivamente la respiración nasal (fuente).

  • Reduce el dolor. Se dice que la menta es eficaz para aliviar el dolor articular. El dolor muscular también podría disminuir con el uso regular de la planta.
  • Cuida la piel. La menta sería eficaz para reducir los efectos de las picaduras de insectos. Sin embargo, la composición de la menta sería ideal para purificar tu piel y, por tanto, para asegurar un cutis fresco y una piel más joven durante más tiempo.

Un estudio analizó la aplicación de aceite de menta y su efecto sobre la picazón crónica. Los investigadores encontraron que una solución al uno por ciento de aceite de menta ayudó a mejorar la duración y la gravedad de la picazón (fuente).

  • Beneficioso para el sistema respiratorio. El aceite esencial de mentol es beneficioso para la respiración. Ayuda a eliminar la flema y tratar los problemas de bronquitis y otros trastornos respiratorios.
  • Lucha contra los dolores de cabeza. Si sufre de dolores de cabeza, la menta ayudaría a aliviar el dolor.

Un estudio examinó la aplicación de una solución de mentol al 10% para el tratamiento de la migraña. Este análisis encontró que cuando se aplicó esta solución en la frente y las sienes, los participantes experimentaron un alivio del dolor más duradero, menos sensación de náuseas y menor sensibilidad a la luz en comparación con los que tomaron un placebo (fuente).

Consejos y precauciones de uso de la planta

¿Quieres aprovechar los beneficios de la menta para adelgazar? Antes de usar esta planta, aquí hay información que debe conocer:

  • No es recomendable dar aceite esencial de menta a niños menores de 12 años, así como a mujeres embarazadas y en período de lactancia.
  • Si tiene una enfermedad grave, es importante que hable con su médico de cabecera, ya que la menta puede interactuar con ciertos medicamentos.
  • No se recomienda el consumo de menta para personas con presión arterial alta, problemas de vesícula biliar o problemas hepáticos.

¿Cómo consumir menta para adelgazar?

La mejor forma de consumir menta para adelgazar es preparar una infusión a partir de sus hojas frescas o secas.

Precauciones a tener en cuenta
Para obtener los mejores efectos, es aconsejable utilizar menta desarrollada en agricultura ecológica. Y si quieres recurrir a las infusiones de menta ya preparadas (en forma de bolsitas), presta atención también a la composición de los tés. Esto también se aplica si desea preparar una infusión de kinkeliba con sobres de hojas.

Para hacer tu infusión, hierve un litro de agua, agrega 15 gramos de hojas de menta, deja al fuego para que la decocción pueda infundir, filtrar y saborear tu infusión. Para variar los sabores, se pueden preparar en infusión otras plantas adelgazantes: anís estrellado, pulpa de aloe vera, salvia o incluso clavo.


Like it? Share with your friends!

0
Margaret